hábitos saludables

¿Has comido en exceso durante varios días?

Seguro que en las Navidades has tomado alguna copa de más, también has comido más roscón del que deberías y en definitiva no has puesto limite en las comidas y cenas perdiendo alguno de tus hábitos saludables.

Ahora empiezas a comer sano, te sientes hinchado, con ansiedad y además pasas hambre.

La primera pregunta que me han hecho a la vuelta de las vacaciones, ha sido:

– ¿Porqué ahora que como sano mis digestiones no vuelven a la normalidad?

Seguramente estés comiendo bien pero de manera drástica.

Esto quiere decir, que de no probar prácticamente ni frutas ni verduras, ahora solo comes ensalada y pollo, sopas de verdura insípidas y lechuga en cada plato.

Si es esto lo que estás haciendo, lo normal es que tengas gases, te encuentres cansado o tengas ansiedad.

La segunda pregunta rápidamente es:

– ¿Entonces qué puedo o debo hacer para encontrarme mejor?.

Pues bien. Tu organismo está acostumbrado a comer mucha cantidad de procesados y sus digestiones hasta ahora han sido muy lentas. Esto es debido a la gran cantidad de alimentos, aditivos y azúcares que tenía que procesar.
Pero como ya sabrás, es tan malo el exceso como el defecto. Está genial llevar una alimentación a base de verduras, cereales y legumbres de calidad, reducir el exceso de carne, tomar pescados de calidad, etc.

Si todos estos cambios los realizamos de la noche a la mañana. Después de la cantidad de azúcar que se toma en Navidad (Roscones, polvorones, turrón…), todos los procesados y las cenas copiosas de nochebuena y nochevieja aderezadas con demasiado alcohol. Lo normal es que nuestro organismo esté perdido y el pobre no sepa ni que hacer

Nuestro cuerpo está hecho para hacer miles de funciones al día y regularse él solo si nosotros nos pasamos. Es una maquina perfecta, núnca suele tener ningún fallo, pero tiene sus tiempos y no puede cambiar de inmediato.

  • Por eso si tu alimentación a sido a base de azúcar el responderá con más antojos de los normales. Tendrás más ansiedad de dulce.
  • Si has estado tomando muchos procesados y ahora solo tomas lechuga es lógico que tengas gases y se te hinche la tripa nada más comer. Quizás tengas una flora intestinal muy pobre y haya que repoblarla poco a poco con algún suplemento de calidad. Lo más seguro es que tus enzimas pancreáticas estén deficitarias y no sean capaces de digerir tal exceso de verduras crudas. Lo más probable es que estés fermentando cada trozo de verdura o fruta que tomes.

Por eso la vuelta a la alimentación sana y equilibrada debe ser de manera progresiva.

  1. Añadiendo verduras en cada comida. Realizando diferentes métodos culinarios, como verduras al horno, a la plancha, en puré, o ensaladas como está de granada y aguacate con tempeh del chef peluso veg cook. ¡Que no puede estar más rica!
  2. No puedes realizar una dieta muy cruda de verduras sin tener un progreso. Al organismo le costará más digerirlas, es preferible tomar dichas verduras en preparaciones algo más cocinadas.
  3. Si tomas carne no hace falta que solo sea pollo, hay otros tipos de carne. Lo que sí debes tener en cuenta es que sean de calidad, que no estén hormonados y sobretodo no abusar.
  4. Al igual que con el pescado, mira que sea salvaje. Opta por pescados azules como la caballa, sardinas, truchas o salmón fresco ya que sus propiedades nutricionales estarán intactas. Pescados blancos como Lenguado, merluza, bacalao o lubina. Son los tipos de pescados menos contaminados y de mayor calidad.
  5. También deberás añadir hidratos de carbono complejos de calidad. Pastas integrales, cereales o legumbres siempre acompañados de verduras. Puedes hacerte un cocido o unas lentejas solo con verduras ya que serán muchísimo más saludables y nutritivas y están igual de ricas.
  6. Por supuesto debes tomar fruta siempre que quieras y la cantidad que quieras. Ni la fruta engorda ni la fructosa de la fruta es perjudicial. No vas a desarrollar ningún tipo de enfermedad por tomar fruta, incluso si la tomas por la noche.
  7. Y un punto de los más importantes, que solemos olvidar. Es la realización de ejercicio y actividades al aire libre. Esto nos ayudará a mejorar todos los puntos anteriores. 

Yo ya realizo todos estos pasos y hábitos saludables, pero sigo encontrándome mal.

Si crees que haces todos los pasos anteriores adecuadamente. No haces muchísimas mezclas en la misma comida.
Y aun así sigues con malestar, hinchazón, cansancio o incluso dolores de cabeza.

Lo mejor es que acudas a un profesional de la salud. Un dietista o nutricionista que esté actualizado podrá ayudarte con una dieta personalizada y educación nutricional.

En muchas ocasiones nos falta información acerca de como combinar alimentos o creemos que llevamos una buena alimentación y resulta que comemos ultraprocesados en exceso.
Acuérdate que no es seguir una dieta, es cambiar los hábitos de vida para que sean más saludables. Tu organismo te lo agradecerá y verás como tu bienestar se reflejará en los demás ámbitos de tu vida.

Puedes ver como llevo yo la vuelta a la rutina y aplicar algunos consejos y recetas que subo diariamente en mis redes sociales Instagram y Facebook
No dudes en seguirme y etiquetarme si haces alguna de mis receta.

Feliz principio de 2018. lo mejor hábitos saludables, por tu salud hábitos saludables, así que hábitos saludables

Dietista con visión holística e integrativa y estudiante de Naturopatía. Divulgadora de la comida natural, la alimentación consciente y de la nutrición desde el corazón. Amante de la cocina y de los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *